Profesionales de la salud alertan sobre la crítica situación del Hospital Fiorito

Los trabajadores emitieron un comunicado donde detallan su preocupación por  la falta de insumos, el aumento de la demanda y la sobrecarga laboral en dicho establecimiento sanitario del conurbano bonaerense. 
Los profesionales de la salud del Hospital Fiorito de Avellaneda, agrupados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), emitieron hoy un comunicado en donde manifiestan su preocupación ante la delicada situación del sistema público de salud.

En el marco de los primeros 100 días del gobierno de Javier Milei, “lamentamos tener que confirmar los malos pronósticos que nos esperaban de imponerse las propuestas de mercantilización y desfinanciamiento de la salud pública, pronósticos que auguraban una profundización de falencias que se arrastran desde hace tiempo”, señalaron en el escrito.

En la misma sintonía, afirmaron que “la devaluación récord de la moneda local y la falta de regulación en el precio de medicamentos están generando serias dificultades para abastecer de insumos al hospital. Se suman además, la demora o cancelación de licitaciones de laboratorio, la reducción de cantidades solicitadas y la especulación de proveedores privados, afectando seriamente la atención de la población y sobrecargando las tareas de los profesionales”.

En el Hospital Fiorito, “la falta de funcionamiento regular de equipos de diagnóstico por imágenes, como tomógrafos, resonadores magnéticos y radiografías, debido a problemas de repuestos y mantenimiento en moneda extranjera, limita aún más la atención médica y aumenta las complicaciones para los pacientes”, detallaron los trabajadores.

En el comunicado también destacaron que el aumento desproporcionado de precios de medicamentos y alimentos agrava la salud de la población, provocando abandono o cumplimiento parcial de tratamientos y el incremento de complicaciones prevenibles.

Al respecto, advirtieron que “la desregulación de obras sociales y prepagas está generando una mayor demanda de atención en el sector público, sobrecargando aún más el sistema”.

Como resultado de esta situación, sostuvieron que “hemos observado un aumento en los casos de violencia en nuestras guardias, lo cual afecta considerablemente el bienestar de nuestros colegas”.

Finalmente concluyeron que “convencidos de que las salidas son colectivas, convocamos una vez más a la organización y a estrechar lazos de solidaridad y encuentro para defender el hospital público y  exigir condiciones dignas de trabajo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *