Ayer domingo un usuario de la red social del pajarito publicó en su cuenta de Twitter sobre un vacuna “polaca” y la posibilidad que llegue al país, cerró esta con un #hashtag muy particular y con el correr de las horas se ubicó en el primer lugar de las tendencias en nuestro país.

Lo que le sucedió a este twitero macrista antiK  es el resultado de lo que comenzó como una broma y se transformó en una más que cabal demostración de cómo contenidos que carecen de total veracidad, se comparten de tal manera que generan sentido. Para @jorgevisosa la vacuna polaca existía y el gobierno nacional ya hacía negociaciones para traerla.

Ernesto Resnik es argentino, biólogo molecular y biotecnólogo, reside en Minnesota (Estados Unidos), trabaja en el desarrollo de anticuerpos monoclonales, en Twitter tiene 61 mil seguidores y tuvo la idea de anunciar, a modo de broma, la existencia de una vacuna polaca.

Así lo hizo saber a sus seguidores en un tuit: “Habría que inventar la existencia de una vacuna polaca y decir que se está negociando su compra para despistarlos”.

Para esto creó una cuenta en inglés con el usuario @PolaskaVaccine. Desde allí se hizo el gran anuncio con el hashtag #vacunapolaca, solo que con algunas ironías obvias para que quede claro que se trataba de una ironía.

¿Qué sucedió? Miles de usuarias y usuarios lo tomaron como propio y multiplicaron su “supuesta” existencia en redes sociales. De hecho una publicación de la cuenta falsa de este supuesto laboratorio polaco, posteaba información de la #Vacunapolaca con una imagen de la China Suarez y alguien señalaba que sería importante hacer conocer los prospectos en castellano “porque acá hay gente que no entiende polaco”.

La broma de Resnik se hizo viral y paso a ser parte de las infinitas verdades que se sostienen a lo largo y ancho de las redes sociales.

ENTRÁ EN ESTE LINK Y SEGUINOS EN FACEBOOK

En el caso de Visosa su error en el #hashtag elegido le jugó una mala pasada. El odio lo nubló.

Y la catarata de memes fue y sigue siendo infinita…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *