El periodista y conductor Jorge Rial, al igual que decenas de figuras del espectáculo, anunció que se vacunará en Miami, Diego Brancatelli le pidió al presidente que suspenda el aumento en los combustibles y Marcelo Tinelli pidió licencia en San Lorenzo para regresar a la televisión. Estos anuncios decantaron en una andanada de violentos tuits sobre ellos.

Mientras la campaña de vacunación que se lleva adelante en nuestro país ya inoculó a 8 millones de personas con una dosis, se doblan los servicios aéreos con destino a los EE UU para las y los argentinos que deciden vacunarse en Miami.

El periodista había sido durísimo con Yanina Latorre y Nacho Viale cuando se enteró que se habían vacunado en la ciudad latina por excelencia de los EE UU. Sin embargo en las últimas horas las declaraciones del procurador de la Nación Carlos “El Chino” Zanini, hicieron que el “intruso del espectáculo” cambie radicalmente de postura, deje de esperar su turno en el país y vuele al exterior para recibir la vacuna.

No se lo perdonaron y se lo hicieron saber.

Diego Brancatelli, hombre del ciclo de América “Intratables”  fue durísimo con el gobierno de Alberto Fernández por un nuevo aumento de los combustibles.

“Señor Presidente, el bolsillo de los argentinos no soporta otro aumento de nafta. Basta. Es una vergüenza. Sería un buen gesto detener esta nueva suba”, tuiteó el periodista y agregó: “Ud pidió que le marquemos cuando algo no está bien. Bueno. Esto así no va”.

Otro que tuvo a tuiteros pegándole duro fue Marcelo Tinelli, quien se tomó licencia en el club San Lorenzo de Almagro para volver a su programa de televisión. Quizá el problema radique en que el club de Boedo no estaría pasando su mejor meomento para que justamente su presidente se desentienda.

Los hinchas no se la dejaron pasar y llenaron de insultos el Twitter.

Tt

Lo cierto es que la violencia crece en las redes sociales y cualquier postura caldea los ánimos. Cuesta captar la velocidad con el que una publicación se vuelve centro de atención y los misiles que recibirá y que la convertirán en tendencia.

Hoy  la palabra “Sorete” fue tendencia y se llevó decenas de miles de menciones, todas sobre estas tres figuras, aunque algunos la usaron para otros hombres y mujeres del quehacer nacional.

No hay forma de volver atrás, incluso periodistas que se rasgan las vestiduras delante de las cámaras de televisión rechazando todo tipo de violencia, descargan su odio detrás del Smartphone, quizá no publicando pero sí retuiteando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *