Se trata de Fernando de Andreis, quien ocupara la Secretaría General de la Presidencia y que luego de cuatro años en el poder su patrimonio creció exponencialmente.

La denuncia la hace el diputado nacional del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade, y es por enriquecimiento ilícito, además alcanza también a Fátima Micheo, ex subsecretaria de Comunicación Presidencial.

La denuncia, según informa el portal de noticias El Destape, señala que “aparentemente se han enriquecido patrimonialmente de manera apreciable e injustificada -en relación con sus ingresos legítimos demostrados- durante el período en que ejercieron”

Para Tailhade, estos dos funcionarios estuvieron en cargos centrales en la administración pública, lo que “deriva la exigencia de una mayor responsabilidad, transparencia, probidad, desinterés, capacidad, competencia, disciplina, reserva, imparcialidad y fidelidad que la demostrada hasta el momento”.

“El incremento patrimonial de los encausados denunciados, no solo es apreciable, sino que además es desproporcionado a sus ingresos”, apuntó el diputado denunciante y agregó que con la investigación “se demostrará fielmente que estos funcionarios no han sido transparentes y que sus patrimonios han aumentado considerablemente tras pocos años de en el desempeño de sus cargos”.

Tailhade pide que se investigue el papel de las parejas de los denunciados, teniendo en cuenta que han participado de las declaraciones juradas, y pidió además que se libren oficios al Registro de la Propiedad, AFIP, inmobiliarias para conocer los montos, deudas y bienes incluidos, entre otros datos, que conforman los argumentos de la acusación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *