Murió Carlos Saúl Menem, presidente del país entre 1989 y 199. Durante su presidencia el país se alineó a las políticas neoliberales impulsadas desde los EE UU, puertas adentro indultó a genocidas y dejó a la industria nacional al borde del abismo.

Menem fue durante la década del 90 el presidente latinoamericano llamado a ser un ejemplo desde Whashington.  Y es que las políticas desplegadas en su gobierno se inscribieron en los manuales dictados por Morgan Friedman y sus discípulos, incluso uno de ellos llegó a ser uno de sus ministros de economía.

Ejerció el poder como pocos y apenas comenzada su presidencia firmó un DNU que habilitó los indultos a genocidas que actuaron durante la dictadura cívico-militar que usurpó el poder entre 1976 y 1983.

Llevó adelante un proceso de privatizaciones que incluyó los servicios de agua, gas natural y electricidad, más los canales de televisión que estaban en manos del estado. Llevó adelante la convertibilidad, un proceso económico y cambiario que hizo que durante años un dólar costara un peso, aun cuando esto golpeó directo al comercio exterior de nuestros productos primarios y el cierre masivo de empresas Pymes, producto de las importaciones.

Durante su presidencia se volaron la embajada de Israel y la AMIA, ninguno de los dos hechos fue aclarado y existen fuertes sospechas que se buscó entorpecer su investigación para lograr la impunidad.

Se denunció la exportación ilegal de armas a Croacia, algo denunciado en estrados internacional y que fue un escándalo a nivel global. Curiosamente y con todas las sospechas sobre otra acción de encubrimiento, explotó la fábrica militar de Río Tercero, lugar desde donde denuncian salieron las armas contrabandeadas. Nunca nada se aclaró.

Menem pasó por el poder y su mayor logro fue haber generado “sentido” de las políticas de derecha en un pueblo que no solo las rechazaba de plano, por su sentido de pertenencia al peronismo, sino hasta las desconocía en la práctica.

Menem volvió a políticas instauradas durante la gestión del ministro de economía Martínez De Hoz y abrió una “grieta” dentro del peronismo y que hoy se abre con su fallecimiento.

Por último ganó las elecciones de 2003, aunque decidió bajarse del ballotage que lo hubiera enfrentado a Néstor Carlos Kirchner, quien gobernó el país hasta 2917 dejando atrás las políticas neoliberales y rescatando las banderas levantadas por el peronismo.

Podés hacer click en el banner y seguirnos en Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *