El titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, se ha convertido en la espada más filosa de la oposición en los medios de comunicación para atacar la campaña de vacunación. Pero quién es el hombre que juega dentro de JxC, ataca al gobierno por las medidas sanitarias y busca erosionar la campaña de vacunación.

Recorre los estudios de televisión recomendando no vacunarse, asegura que la vida sana es el mejor remedio para el coronavirus y repite una y otra vez a quien quiera escucharlo que hay que vacunarse recién en el año 2022.

Mientras en los laboratorios privados y públicos del mundo, con científicos que han ganado o han sido nominados al premio Nóbel, buscan una solución definitiva al coronavirus, en Argentina los medios hegemónicos han convertido a Perreta en el especialista al que recurren por consejos.

Es el mismo que atacó a las y los científicos que forman parte de la mesa de consulta del presidente argentino: “Cuando uno ve que están enseñando y explicando en los medios todo lo contrario a lo que escribieron en sus libros y a lo que nos enseñaron en los posgrados, uno llega a la conclusión de que están jugando a la política”.

Perreta juega a la política y eso no está mal. Hace meses que se presenta como la pata sindical del armado de la ex ministra de seguridad Patricia Bullrich y es el encargado de minar el camino de la vacunación para argentinos y argentinas.

El día que fue presentado como una de las patas sindical de JxC, compartió mesa con Miguel Ángel Pichetto y su referenta Patricia Bullrich, esto sucedió en febrero de este año y ese día cargó duro contra el gobierno por darle entidad gremial a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y fomentar el “pobrismo”.

El país atraviesa quizá el momento más difícil de la pandemia y la coalición opositora carga duro contra las vacunas. El diario Clarín, más sus figuras centrales, salieron a cuestionar la vacuna Sinopharm sin que exista ninguna base científica al respecto.

Ayer junto a Viviana Canosa aseguró que él le había recomendado al periodista fallecido Mauro Viale no vacunarse: “Lo hice como se lo recomiendo a mi madre”. Peligrosamente el sindicalista, junto a las y los operadores mediáticos del macrismo, busca emparentar la muerte de Viale al haberse aplicado la vacuna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *