El expresidente había anunciado con bombos y platillos la creación de una Fundación, sin embargo la fundación ya existía e intentó solo ponerle su nombre y apellido, la IGJ interpretó que los fines no eran los anunciados y rechazó su inscripción.

Mauricio Macri se quedó sin  fundación por el momento, la Inspección General de Justicia decidió “denegar la autorización para reforma del estatuto solicitada para la Fundación”. En la resolución se detalla que “el cambio de denominación propuesto no obedece a la consecución del bien común tenido en miras al momento de la constitución de la entidad, sino, por el contrario, se presenta más bien como ligado a la utilización de una estructura jurídica preexistente, para fines personales e individuales”.

 A fines de enero Mauricio Macri anunció la creación de una fundación que llevaría su nombre, más tarde se conoció que la institución ya existía bajo el nombre de Fundación Cambiar es Posible para la Promoción y Defensa de la Democracia Republicana, el Desarrollo Económico, la Integración Internacional y la Equidad de Género (CEPLA).

Desde el organismo sospechan que el ex mandatario busca generar una maniobra para hacer otro tipo de uso de la fundación lejos de lo que se anuncia y presumen que “podría estar incorporando datos faltos a este Organismo para eludir la fiscalización de la IGJ”, así lo señalan desde dentro del organismo al portal El Destape.

“Otro hecho que agrega opacidad al funcionamiento de la Fundación, es que en la contestación se omitió acreditar documentalmente las donaciones recibidas y el cumplimiento de las promesas de aportes efectuadas. Sólo se limitó a enumerar una serie de facturas ermititas por las entidad entre el 23 de diciembre de 2020 y el 5 de febrero de este año por 4 millones de pesos”, puntualiza el organismo en la resolución dictada.

Por otro lado algunos documentos, para ser más precisos aquel que justifica el cambio de nombre, generan algunas dudas, ya que “Se aprecia visiblemente que la firma inserta en ese instrumento no es holográfica, sino que se encuentra fotocopiada, careciendo además de certificación notarial”.

Por último el organismo reafirma una vez más la negativa al pedido de cambio de nombre señalando que “las argumentaciones brindadas por la entidad carecen de solidez necesaria para que este registro público admita el cambio de denominación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *