El gremio que nuclea a los trabajadores de la salud bonaerense reclama por los despidos en los municipios que han decidido recortar en un área tan sensible, entre ellos el municipio de Quilmes. 

Un comunicado de la CICOP reclama que se usen todos los instrumentos posibles para la reincorporación de los trabajadores cesanteados en el área de la salud en disitintos municipios. El sábado se realizó un abrazo solidario al hopsital Oller de Solano, con la intención de solidarizarse con los trabajadores despedidos de dicho nosocomio.

“En el Primer Nivel de atención, bajo responsabilidad de los gobiernos municipales, los bajos salarios y la precarización laboral en sus múltiples variantes (contratos temporarios, locación de obra, a destajo, programa médicos comunitarios, monotributistas) traen como consecuencia no sólo una conformación de equipos inestable que afecta el desarrollo de las tareas, sino que abre la puerta con enorme facilidad a los despidos y al intento de disciplinamiento de quienes pretenden organizarse para mejorar esas condiciones. La primera semana del año nos encuentra exigiendo que se reviertan los despidos de trabajadorxs de la Salud en Tres de Febrero, Quilmes y La Plata, decisiones que significan, además, dejar sin atención a numerosos sectores vulnerables de barrios y localidades” destaca el cominicado de la CICOP,

La precarización laboral en este sector ha despertado la inquietud del sindicato que viene reclamando el paso de becarios, contratados de forma muy precaria, a la planta permanente de los hospitales. Además en estos dos últimos años en particular, se le suman los despidos y quita de derechos. El hospital Posadas de Morón es un buen ejemplo de esto: “El Gobierno nacional también viene sosteniendo relaciones laborales que no se ajustan a derecho, prolongando en el tiempo contratos precarios y utilizando ese mecanismo para despedir, cambiar las condiciones de trabajo unilateralmente y, otra vez, disciplinar a quienes se agremian y reclaman. El Hospital Nacional Posadas lleva muchos años en esa situación y ninguna de las administraciones anteriores tomó la decisión de modificarla. La conducción actual, por su parte, no cesa de profundizar aún más la inestabilidad, el amedrentamiento y el avance sobre los derechos de los trabajadores”.

Ayer por la tarde la asamblea que se dio en la sede de ATE en la ciudad de Quilmes, se decidió seguir adelante con el plan de lucha a la espera de una respuesta positiva que llegue desde el ejecutivo municipal, es decir que las protestas en la puerta del hospital de San Francisco Solano seguirán adelante hasta poder conseguir la reincorporación de los ttrabaajdores despedidos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *