José Huenante y José Vergara son los dos detenidos desaparecidos desde el regreso de la democracia en Chile, y ambos fueron llevados por Carabineros en operativos parecidos a los que sucedieron cuando Santiago Maldonado desapareció hace un mes en nuestro país.

José Huenante tenía 16 años cuando desapareció en manos de la policía, el 3 de septiembre de 2005. El joven, apresado en Puerto Montt, su ciudad natal, se encontraba bebiendo junto a un grupo de amigos en la población Mirasol cuando fue llevado tras una redada policial. Cuando su familia acudió al día siguiente a la comisaría, preguntando por su paradero, Carabineros negó haberlo detenido.

José Vergara, el 13 de septiembre de 2015, en la población La Tortuga de la ciudad de Alto Hospicio, al norte del país, desaparece luego que su familia llamara acarabineros, luego que Vergara tuviera un ataque de esquizofrenia. llegaron, lo atendieron, lo llevaron y nunca más apareció.

Tal como sucedió con el adolescente de Puerto Montt, la policía también negó en un principio haber tomado detenido al joven.

En el caso de Huenante, los primeros informes apuntaron a tres carabineros: el sargento 2º Juan Ricardo Altamirano Figueroa; el cabo 1º Patricio Alejandro Mena Hernández; y el cabo 2º César Antonio Vidal Cárdenas, responsables de su desaparición y de alterar el libro de detenidos y el libro de kilometraje de la patrulla en la que fue transportado el adolescente. En esa oportunidad, los funcionarios fueron dados de baja por la institución, pero luego reintegrados en 2010. El Ministerio Público dejó la investigación en manos de Fiscalía Militar, la que en el transcurso de los años ha rechazado en varias oportunidades procesar a los policías. Actualmente, los uniformados siguen sirviendo como carabineros.

Con respecto a José Vergara, fue la Fiscalía Militar la que inicialmente tomó el caso y procesó a los carabineros involucrados sólo por detención ilegal y falsificación. Sin embargo, al mismo tiempo se abrió un proceso paralelo con el Ministerio Público que, según denuncian los familiares del desaparecido, avanza con lentitud.

Si bien el caso Maldonado trae consigo un costado político, ya que Santiago estaba cortando una ruta provincial, apoyando el reclamo de los pueblos originarios, los tres o mejor dicho, en el caso de los dos chilenos estaría confirmada la actuación de las fuerzas de seguridad, en nuestro país la figura de “Desaparición forzada” está discutida. Hasta aquí hay varios testimonios que indican que a Santiago Maldonado se lo llevó gendarmería, sin embargo los testigos no aportaron ante el juez que entiende en la causa ninguna declaración, ya que se negaron a firmarla, además de haber llegado al juzgado con la cara tapada, aludiendo que era por motivos de seguridad.

Lo cierto es que Santiago estaba en el lugar, que el viceministro de seguridad Noceti también lo estaba y que luego del operativo Santiago desapareció.

Un comentario en «José Huenante y José Vergara, los detenidos desaparecidos en democracia de Chile»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *