Se trata de Luis Miguel Etchevhere, ex ministro de agroindustria del gobierno de Mauricio Macri, y se lo señala porque su empresa familiar “las Margaritas” recibió por parte del Banco Nación un crédito (subsidiado por el estado), cuando este estaba destinado a pequeños productores rurales y no a poderosas empresas.

Fue ministro de Macri y también presidente de la poderosa Sociedad Rural, junto a sus hermanos (varones), según lo denuncia Dolores Etchechere, llevó adelante maniobras fraudulentas  para dejarla sin la herencia que dejó su padre.

Ahora la Unidad de Información Financiera (UIF) se presentó como querellante en la causa que investiga el otorgamiento de un crédito subsidiado del Banco Nación a la empresa Las Margaritas S.A y por negociaciones incompatibles con la función pública y administración fraudulenta en perjuicio del Estado.

En noviembre de 2016 Carlos Melconian era el presidente del Banco Nación de la República Argentina y le otorgó un crédito (subsidiado) por 900 mil pesos a la empresa de quien luego sería el ministro de agroindustria del gobierno macrista.

Cabe destacar que ese crédito se hacía efectivo teniendo en cuenta que la ayuda económica debía considerar el principio de equidad y dar prioridad a los productores agropecuarios considerados como agricultores familiares. Claramente la familia Etchevhere no solo no lo necesitaba sino que estaba por fuera de los requisitos (excluyentes) para recibirlo.

Por esto y según adelantaron desde la UIF en exclusiva a Página 12 “el rol del organismo será impulsar la investigación por considerar a dicha maniobra como delito precedente de lavado de activos, tal cual lo indican las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional”.

Etchevhere fue sobreseído señalando que nunca recibió aquel dinero, sin embargo la investigación continuó y determinó que el dinero nunca fue recibido por Las Margaritas S.A porque fue desviado al banco ITAÚ para cancelar otro crédito (también subsidiado por el estado) que sirvió para una deuda del diario que la familia posee y del cual se despidieron a 70 trabajadores.

Vale remarcar que el ex ministro y ex presidente de la Sociedad Rural no dejó de repetir que sus adversarios políticos son “vagos mantenidos por el estado”, aunque a la luz de las pruebas pareciera que él y su familia han recibido mucha ayuda pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *