Se trata de Alvaro Lamadrid, diputado radical y porteño dentro de Juntos por el Cambio, no se pudo contener, quiso pegarle al gobierno, se entusiasmó con una noticia… pero leyó muy mal.

Ayer Patricia Bullrich se subió a una noticia falsa del diario Clarín sobre la efectividad de las vacunas chinas para pegarle al gobierno, terminó siendo un papelón. Sin embargo lo del diputado Lamadrid extiende las fronteras del ridículo.

El diario La Nación publicó una noticia que hacía referencia al robo de 200 “vacunos”, es decir vacas, y que fueron encontradas en un campo del ex gobernador y actual diputado nacional acusado por abuso, José Alperovich.

El diputado leyó “vacunos” y se activó el dispositivo “indignación”, combustible infaltable en cualquier publicación (vía redes sociales) de cualquier referente de la coalición obligatoria.

“Increíble lo que hizo el gobierno con el plan de vacunación. En un contexto en el cuál compraron pocas vacunas fruto de una decisión política que privilegió la ideología y los negocios por sobre la salud, sustrajeron vacunas violando su propia legislación”, publicó en su cuenta de Twitter sin percatarse que no eran robo de “vacunas, sino de “vacunos”.

Por supuesto que no faltaron internautas que no le dejaron pasar el pifie.

https://twitter.com/MileParamo/status/1381691229910499331

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *