Un informe de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires (AGCBA), detectó “graves falencias” en el programa del Gobierno porteño Buenos Aires Presente (BAP), que asiste a personas en situación de calle, como la falta de paradores y las malas condiciones edilicias de los existentes, que no permiten respetar las medidas de aislamiento y distancia social “en plena pandemia”.

“En plena pandemia”, los establecimientos disponibles “no son una opción para la gente en situación de calle, ya que las condiciones edilicias no cumplen con medidas de aislamiento y de distanciamiento social, y la utilización de los mismos produce hacinamiento, generando un foco de riesgo de contagios” de coronavirus, advirtió el informe.

“Hay paradores en los que conviven alrededor de 150 personas y se suma la insuficiencia en la cantidad de plazas: entre los paradores del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y los conveniados con ONG, se estima que tan solo hay alrededor de 1.900”, dijo la titular de la Auditoría Mariana Gagliardi.

En la Ciudad hay dos estadísticas muy diferentes sobre la cantidad de personas en situación de calle: por un lado, los datos oficiales indican que son 1.147, mientras que el censo popular, hecho por organizaciones sociales junto con la Defensoría del Pueblo porteña y la AGCBA, asegura que son 7.251.

De acuerdo al censo popular, de esas 7.251 personas, 5.412 no tenían acceso a paradores ni a establecimientos con convenio con el Gobierno de la Ciudad, es decir que dormían en la calle.

Hay que tener en cuenta, además, que los últimos censos de personas en situación de calle en la Ciudad de Buenos Aires se hicieron en 2019.

“Por ley, el Ejecutivo porteño está obligado a realizar anualmente un censo para identificar a estas personas. El mismo estaba previsto para el año pasado, pero quedó suspendido en el marco de la pandemia, siendo el último censo realizado en 2019”, aclaró la auditora.

Y agregó que “faltan estadísticas y mecanismos sistemáticos para identificar a estas personas y pensar, de forma simultánea, una solución. No podemos naturalizar que la calle sea un lugar donde viven tantas personas en la ciudad más rica del país”, expresó.

Denuncian la falta de paradores y las malas condiciones edilicias de los existentes.Denuncian la falta de paradores y las malas condiciones edilicias de los existentes.

Algunas conclusiones del informe
En el informe, la presidenta de la AGCB, señaló también que “no hay un registro sobre la cantidad de personas asistidas por la Ciudad ni datos cuantitativos de personas en paradores y hogares conveniados. También se detectaron diferencias entre las viandas compradas y las entregadas”.

Por otro lado, afirmó que “no existen paradores destinados a la comunidad LGBTIQ, donde por ejemplo, el 65% de la población travesti-trans tiene dificultades para alquilar y un 3,6% se encuentra en situación de calle”.

Y añadió que “tampoco hay una cantidad necesaria de establecimientos para familias, con lo cual muchas veces tienen que separarse”.

“Desde la Auditoría de la Ciudad se observa una falta de políticas para resolver la problemática de personas en situación de calle, y entiende que las que hay, como el ‘Buenos Aires Presente’ (BAP), necesitan una mejor planificación, un mayor control y no resuelven el problema de fondo”, sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *