Con una plaza colmada y con Lula y el Pepe Mujica sobre el escenario, Cristina tuvo un encendido discurso donde le pidió al pueblo que salga a la calle si no se respetan “sus derechos”.

Un nuevo aniversario de nuestra democracia y otro de la firma de la declaración de Derechos Humanos en el mundo, dos enormes oportunidades para la enorme manifestación en la plaza histórica de las y los argentinos.

Cristina fijó posición nuevamente y en total sintonía con la base electoral del Frente de Todos y con una línea de coherencia histórica sin precedentes en el país, llamó a resistir un plan de ajuste diseñado por el FMI.

En un contexto de incertidumbre sobre un eventual y posible acuerdo con el organismo de crédito internacional, la vice presidenta sostuvo que no le faltan dólares a nuestro país, sino que el sector financiero económico los fugó a paraísos fiscales y le exigió al FMI, que antes de querer trazar un nuevo ajuste en nuestro país ayude en colaborar para “recuperar de los paraísos fiscales los miles de millones de dólares en evasión”.

Fue contundente al señalar que “no se va a aprobar ningún plan sino el que permita esta recuperación económica”. En ese sentido, señaló que se debe “convocar a todos los partidos políticos con representación parlamentaria” para transmitirle esa determinación al FMI, “sobre todo a aquellos que pertenecen al Gobierno pero también a los que pertenecen a la fuerza política que volvió a traer al Fondo a la Argentina”.

“Quiero que todos los argentinos y sobre todo aquellos que tienen responsabilidad institucional nos sentemos en serio”, señaló Cristina y le pidió al presidente Fernández que busque un gran acuerdo político nacional para “resolver algo que vengo repitiendo hace tiempo y está en mi cabeza desde que era presidenta”.

Sobre el escenario la jefa del campo popular y nacional recordó el daño estructural que generó el FMI en nuestro país: “Recuerdo cuando el presidente (Raúl) Alfonsín asumió hace 38 años, recibió un país que había quintuplicado su deuda externa y sin reservas en el Banco Central”, rememoró la Vicepresidenta y señaló que “el Fondo, con presiones y demás, le soltó la mano y no pudo terminar su mandato”.

Al respecto, destacó que “en 2001, también a otro presidente radical (por Fernando De la Rúa), el Fondo le soltó la mano y vino la crisis”.

“Deberían despabilarse un poco los del partido centenario (en alusión a la UCR) porque los dos presidentes que tuvieron se los volteó el Fondo”, señaló irónica.

Sin duda su palabra abre incógnitas por un lado, entendiendo que dentro del FdT hay sectores pro-FMI o al menos cercanos a un pronto acuerdo, además de dejar instalado el compromiso que en los próximos años se ponga como prioridad el crecimiento interno para así dar solución a temas centrales como lo son la pobreza y el desempleo.

También hablaron los ex presidentes del Brasil y Uruguay Lula Da Silva y el Pepe Mujica, y el cierre estuvo a cargo del presidente Alberto Fernández.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *