Con el objetivo de mantener la limpieza de la ciudad de Berazategui, la Secretaría de Control Urbano sigue realizando intensos controles para evitar la conformación de puntos de arrojo de residuos, con sanciones y multas que ascienden hasta los 300 mil pesos. Esta iniciativa del Municipio se suma a los numerosos operativos de limpieza desplegados en la vía pública por personal de Higiene Urbana y al persistente trabajo de concientización a cargo de las diferentes áreas municipales.

“De un tiempo a esta parte, hemos venido detectando una gran cantidad de puntos de arrojo de residuos en todo el distrito. Es así que, por pedido del intendente Juan José Mussi, comenzamos a sancionar a todos aquellos vecinos que arrojen basura en la vía pública, a través de la aplicación de la Ordenanza N° 2046/91”, explicó Marcelo Sieczka, subsecretario administrativo, logístico y técnico de Control Urbano.

Precisamente, esta Secretaría es la encargada de fiscalizar el efectivo cumplimiento de la normativa municipal vigente. “Si bien la Municipalidad de Berazategui lleva adelante todo un trabajo de concientización ambiental y personal de Higiene Urbana realiza constantes operativos de limpieza y sanitización de estos espacios, la tarea de Control Urbano es evitar que se formen estos basurales. Y, por lo visto, todavía hay muchos que no entienden de otra forma. Por eso, quienes sean sorprendidos ensuciando en la vía pública recibirán severas multas”, indicó Sieczka.

En este sentido, el Subsecretario aseguró que “las sanciones podrían llegar hasta los 300 mil pesos”; y que, en el caso de que el infractor “se encuentre arrojando basura o desperdicios desde un vehículo, también se procederá al secuestro del rodado, lo que además implica el labrado de la multa de tránsito correspondiente”.

Con respecto a la generación de estos puntos de arrojo de basura, el funcionario advirtió que “por lo general, nacen como consecuencia de la poda ilegal realizada por algunos vecinos en los frentes de sus hogares, quienes luego le pagan a un tercero para que se deshaga de esas ramas, que terminan a 100 o 200 metros de la propiedad, en una esquina o en un descampado. Esto se transforma en un gran foco infeccioso, ya que luego, sobre estos mismos deshechos, otros depositan bolsas de basura y escombros”.

Ante esta situación, Sieczka solicita a los ciudadanos de Berazategui que “denuncien telefónicamente a todos esos vecinos desaprensivos que favorezcan la conformación de estos basurales en los barrios, comunicándose con la Secretaría de Control Urbano, al 0800-999-2525/0247, las 24 horas del día”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *