El presidente Alberto Fernández cuestionó a los sectores que “nos llamaron irresponsables, que querían preservar la rentabilidad de sus negocios antes de la salud de la gente”.

Así lo afirmó tras recorrer el operativo de vacunación en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó, donde recordó que “en la provincia de Buenos Aires hubo alguien que dijo que no iba a construir un solo hospital”.

Además, fustigó a los “agoreros de siempre” que se expresaron en contra de la vacuna Sputnik V y “dijeron barrabasadas”.

“Lograron asustar a mucha gente y les hicieron creer que estábamos inoculando veneno, que la vacuna era peor que el virus”, dijo el mandatario, y agregó: “Muchos de nosotros terminamos en un listado de vacunados VIP, cuando lo único que hicimos fue terminar con la difamación que decía que no era confiable la vacuna”.

En tanto, Fernández sostuvo que “nadie quiere más” que él “la unidad de los argentinos y que la grieta se cierre”, pero dijo: “No me pidan ser cómplice de la crueldad de lo que han hecho”.

“No voy a callarme cómo han destruido la salud pública. Ahora hay cola de gente que quiere vacunarse, y si no estuviera este hospital no sabrían dónde”, afirmó desde el municipio bonaerense.

Por su parte, el gobernador Axel Kicillof destacó la “decisión política de terminar” el hospital Bicentenario de Ituzaingó, luego de “un gobierno que decidió no abrir hospitales, en una política perturbadora y extraña”.

Para concluir el presidente pidió que “cuando todo este pase, acuérdense que hubo un tiempo en que alguien decía que hacer hospitales estaba de más; otros decían que hay gente que tiene mala suerte en caer en la escuela pública; y había otros que decían que acá lo importante es parar con las universidades”.

El país ya supera el primer millón de vacunados contra el coronavirus.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *